Acciones de la FCE durante la contingencia
Apoyo al sistema educativo

Orquestar desde casa

Si alguien trasciende los límites para alcanzar lo imposible, se convierte en provocador de emociones colectivas.
El deleite con el danzón de “La Orquesta imposible” dirigida por Alondra de la Parra nos lleva a diferentes escenarios en los cuales se ha tenido que orquestar lo imposible en estos tiempos de confinamiento.

Nuestro sistema educativo se ha visto interrumpido como nunca antes. La lucha por sobrevivir no cesa, la angustia del mañana, el combate con las desigualdades, la resistencia y la fuerza de los más jóvenes que invita a exprimir lo mejor de la vida, aún en el encierro.

Es en ese escenario que el docente se atreve y orquesta una clase buscando la armonía, desde el reconocimiento y valoración de las habilidades, conocimientos y condiciones diferentes de sus estudiantes.
Inicia su clase a las 8 con un video en el que aparece impecable, saludando a sus estudiantes y padres,  en el grupo de WhatsApp les recuerda que ya cada quien tiene sus tareas del día, incluso a los que no tienen teléfono, ya se encargó de visitarlos para llevar la actividad impresa y de paso explicarles un poco.

Les recuerda que estará disponible para dudas y pueden pedir una videollamada para apoyar a sus chicos. Excepto a las 5:00 que es la hora en la que atenderá a los estudiantes con barreras para el aprendizaje y con los que demandan otro apoyo especial, emocional quizá. Les recuerda que para quienes puedan revisar un video de YouTube les ha dejado un enlace y para quienes no, una lectura. Ha enviado consigna extra en privado para algunos.

Al filo de las 7 se despide de su grupo diciendo: “gracias a todos por el apoyo en casa, he recibido la última evidencia de mis niños y hemos logrado superar los errores y el aprendizaje esperado”. Deja su video de despedida para sus niños aplaudiendo su desempeño y recordándoles ayudar en casa y animar a sus papás. “¡Animo mis niños!

En un abrir y cerrar de ojos estaremos de regreso”.

Se han logrado los aprendizajes esenciales y han sido diversos, individuales. ¡Este danzón ha sonado espectacular!


Angelina Alvarado Monroy

Facultad de Ciencias Exactas UJED

PD. Disculpas al lector por las ganas de escribir y la poca experiencia